Canarias redactará una nueva Ley de Transporte

El Gobierno de Canarias apostará durante la presente legislatura de manera "muy clara" por la movilidad sostenible e inteligente y "por lograr las mejores cotas de accesibilidad para los canarios". La consejera de Obras Públicas y Transportes, Ornella Chacón, reconoció en el Parlamento que "somos conscientes de que se necesitan más recursos para abordar estos proyectos, no sólo presupuestarios, sino también personales y de coordinación, pero ello no nos frenará, sino que supondrá un reto que nuestro equipo abordará con firmeza para la presente legislatura".

La consejera, que ya que ya ha anunciado la redacción de una nueva Ley del Transporte, explicó que ya se han iniciado acciones para conocer la realidad de cada isla, sus especificidades y problemáticas, "este principio se hace especialmente relevante en nuestro archipiélago, donde las necesidades en algunos lugares son acuciantes, y precisan de soluciones rápidas y efectivas". En esta materia, "como en tantas otras", recordó Chacón, "es preciso destacar la singularidad de la Comunidad Autónoma de Canarias, que no cuenta con otros servicios de desplazamiento interinsulares".

Para la consejera regional "las soluciones hasta ahora aplicadas, como el consumo de suelo y la dedicación de recursos públicos a la construcción de infraestructuras, no han logrado resolver el problema, en primer lugar, por la escasez de territorio, ya que las infraestructuras no pueden crecer indefinidamente; y en segundo lugar, porque los limitados recursos presupuestarios con los que contamos, y el tiempo que conlleva la ejecución de los proyectos nos lleva a la búsqueda de otras soluciones en las que necesariamente ha de entrar en liza un cambio en las reglas de juego".

Chacón está convencida de que "Canarias ha de contar con unas redes de transporte integrado de viajeros por carretera que favorezcan la cohesión de los territorios insulares y que den respuesta a los retos de una movilidad sostenible desde los parámetros de eficiencia, del uso racional de los servicios públicos y del adecuado aprovechamiento de las infraestructuras".

Además, concretó que "es preciso y necesario un tratamiento diferente de los espacios públicos para potenciar la movilidad colectiva, los usos compartidos de medios y modos, la mayor eficiencia de los operadores y del propio sistema de transporte público, y la potenciación de modos alternativos no motorizados".