Diputado francés publica informe para su Primer Ministro sobre cómo legislar y regular la economía colaborativa

Se ha publicado recientemente el informe que el diputado francés Pascal Terrasse ha realizado en materia de la economía colaborativo por encargo del primer Ministro de Francia, Manuel Valls, quién le encomendó en octubre de 2015 la misión de realizar un análisis exhaustivo sobre la economía colaborativa en Francia, y la presentación de una serie de propuestas que pudieran guiar su futura regulación. El análisis refleja la urgencia de contar con legislación sobre esta materia y que permita la transición de los sectores más tradicionales y afectados por estas nuevas actividades hacia una economía más colaborativa y digital.

Además, se han revelado ciertos datos de interés, como que de las 300 plataformas que constituyen la economía colaborativa, 3/4 partes son francesas o que su impacto socio-económico ha llevado a 2/3 de la población a estar dispuestos a participar en este nuevo modelo de economía alternativo. La parte más destacable del informe son las 19 propuestas presentadas, que tratan de ofrecer unas directrices a los poderes públicos sobre cómo afrontar este desafío.

Entre esas propuestas destacan que se obligaría a las plataformas de la economía colaborativa a dotar de mayor fiabilidad a las condiciones de referencia de las ofertas, a convertir las opiniones virtuales en fiables, exigiéndoles su verificación, y a ofrecer al consumidor una información clara, legible y accesible sobre las responsabilidades de la plataforma. También se propone legislar con el objetivo de perseguir la convergencia entre la protección social de los autónomos y de los asalariados así como crear un observatorio de la economía colaborativa que le permita al Estado medir las consecuencias sociales de las plataformas, tanto en materia de creación de empleo como de nuevos potenciales económicos, erradicando la desinformación acerca del fenómeno de la economía colaborativa, así como el desconocimiento del peso de esta economía en términos de empleo.

El informe también insiste en que se debe asegurar la contribución de las plataformas a los gastos públicos en Francia, instando al Gobierno francés a seguir una acción específica para eliminar los montajes fiscales que permiten a ciertas plataformas eludir el pago de impuestos, así como clarificar la doctrina de la administración fiscal sobre la distinción entre el ingreso y compartir costes, así como la de la administración social sobre la noción de actividad profesional.