Arganda del Rey incorpora autobuses de gas a las líneas que prestan servicio en el municipio

La Comunidad de Madrid, a través del Consorcio Regional de Transportes, ha incorporado seis nuevos autobuses propulsados por Gas Natural Comprimido (GNC) a las líneas que circulan por Arganda del Rey. Cinco de estos vehículos prestarán servicio en líneas interurbanas, y el restante lo hará a nivel municipal. Esta medida supone una muestra más del compromiso regional con la movilidad sostenible y de la apuesta por las energías menos contaminantes.

El uso del gas natural supone una reducción del 50% en el gasto de combustible frente a los vehículos de gasolina y hasta un 35% en el caso de los vehículos diésel. Asimismo, el uso de este combustible permite reducir las emisiones de dióxido de carbono en un 10 % respecto a los vehículos diésel y contribuye a la mejora de la calidad del aire por sus bajas emisiones de óxidos de nitrógeno.

“El gas natural reduce las emisiones contaminantes al mínimo que permite la tecnología actual, lo que lo convierte en el hidrocarburo más limpio, reduciendo la huella ambiental del sector del transporte.” Así lo ha explicado Ignacio Merino, Gerente del Consorcio de Transportes Madrid, quien ha presentado en Arganda del Rey los nuevos vehículos, acompañado por el Alcalde del municipio y otros representantes locales. El responsable autonómico, además, ha hecho hincapié en que, gracias a medidas como esta, se están produciendo grandes avances en el Plan Estratégico de Movilidad Sostenible de la Comunidad de Madrid.

Los nuevos vehículos, pertenecientes a la empresa concesionaria Argabús, disponen también de plataformas de acceso y butacas para personas con movilidad reducida, espacios reservados para sillas de ruedas u otros dispositivos de ayuda a la movilidad, sistema SAE de ayuda a la explotación del servicio y sistemas de pago inteligente, además de estar equipados con la última tecnología anti incendios.

Actualmente, la flota de autobuses propulsados por Gas Natural Comprimido en la Comunidad de Madrid asciende a 145 unidades, a los que se suman varias decenas de vehículos híbridos.